Nada real puede ser amenazado, nada irreal existe…

El ego jamás se entregará

Igual que un condenado no se entregaría a su propia muerte y trataría de escapar o de hacer lo que fuera para salvarse, así, el ego intuye el peligro cuando se indaga en él, intuye la amenaza de muerte. Y cuando siente que su fin podría estar cerca, utiliza toda una serie de artimañas agarrándose a cosas externas y/o internas para así afirmar su propia existencia y asegurarse su propia supervivencia. Más, ¿cómo, dónde y durante cuánto tiempo podría esconderse aquello que no tiene ninguna existencia? ¿Acaso podría un sueño esconderse para escapar de su soñador? ¿Podría el sueño independizarse del soñador? ¿El sueño nos ha dicho alguna vez: hola, soy tu sueño? ¿Alguien ha visto alguna vez un sueño perdido por ahí? ¿Cómo podría esconderse aquello que no tiene existencia propia?

Al ego hay que mirarlo, desmenuzarlo, hasta darnos cuenta y llegar a ver con pleno convencimiento que no es real. Es entonces cuando, llegado el momento, “se cae por sí solo” diluyéndose en el Ser.

Amrita

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s